El cacahuate se utiliza para preparar distintos platos y guisos y es muy nutritivo. Esta es una receta mexicana muy fácil, rápida y además muy deliciosa.

Rinde de 6 a 8 porciones.

Ingredientes

  • 2 tomates grandes, sin corazón
  • 2 tazas de maní tostado sin sal
  • 1 cucharada de pasta de maní
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • 2 tazas de pechuga de pollo cortado en tiras pequeñas, de 2 pechugas cocidas
  • Semillas de sésamo, para adornar
  • Cilantro fresco picado, para adornar
  • Tortillas de maíz calientes o arroz blanco, para acompañar
  • 2 cucharadas de salsa de adobo

Preparación

  1. Llevar una olla de agua salada a ebullición. Añadir los tomates y cocinar por 3 minutos. Dejar enfriar. Luego pelar y poner en una licuadora.
  2. Licuar los tomates junto con los cacahuates, la pasta de maní  y la salsa de adobo hasta que quede suave. Sazonar con sal y pimienta negra recién molida, al gusto.
  3. Poner la salsa en un sartén mediano y agregar el pollo. Revolver durante 3 minutos a fuego medio hasta que se caliente.
  4. Pasar a una fuente y espolvorear con semillas de sésamo y cilantro picado.
  5. Servir con tortillas calientes o arroz blanco.

¡A disfrutar, no olvides compartir tu platillo en nuestras redes sociales!