Después de las cenas de Navidad y Año Nuevo, llenas de platillos muy condimentados es necesario darle un respiro a nuestro estómago, y que mejor manera que con una deliciosa ensalada, la cual, mezcla la frescura de la fresa con el característico sabor del aguacate.

Ingredientes

  • 4 tazas de espinaca baby lavada, desinfectada y seca
  • 1 1/2 taza de fresas lavadas y desinfectadas
  • 2 piezas de aguacate
  • 1/4 de cebolla morada
  • 1/2 taza de piñon tostado
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 taza de aceite de oliva
  • 1/2 taza de vinagre balsámico
  •  Sal y pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de ajonjolí negro

Procedimiento

1.- Corta todas las fresas en mitades, el aguacate el cubos pequeños y pica finamenta la cebolla morada y aparta.

2.-En un recipiente, agrega las espinacas baby, el aguacate en cubos, la cebolla picada, el piñón, las mitad de las fresas cortadas y mezcla.

3.- En la licuadora, agrega la otra mitad de fresas, el azúcar, agua, aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta al gusto y licúa por tres minutos hasta que todo quede muy bien integrado.

4.- Finalmente, sirve la vinagreta sobre la ensalada y decora con ajonjolí negro.

 

¡No te olvides de compartir tu platillo en nuestras redes sociales!

 

Fuente: Kiwilimón