México se posiciona como potencia alimentaria