La piña es una de las frutas de temporada, la cual, además de contener una gran cantidad de fibra, en el ámbito de la belleza es un gran aliado contra las arrugas. Gracias a las enzimas que contiene, le proporciona elasticidad e hidratación al cutis.

Si deseas tener un rostro libre de arrugas, lo único que debes hacer es conseguir una piña y seguir las siguientes indicaciones.

-Corta la piña y extrae su pulpa y colócala en un recipiente.

-Limpia tu rostro como acostumbras.

-A continuación, frota la piel de tu rostro y cuello con la pulpa. Cubre todo la cara, excepto el área de ojos y labios, deja el producto durante 20 minutos.

– Una vez que haya transcurrido el tiempo, retira la pulpa con agua tibia.

Para conseguir resultados más efectivos, se tiene que realizar este remedio natural de dos a tres veces a la semana.

Con este procedimiento, eliminarás las células muertas, por lo cual, tu cutis tendrá un aspecto radiante, lleno de luz y vitalidad. También puedes incorporar la piña dentro de tus postres, ya que aporta una gran cantidad de antioxidantes y vitaminas benéficas para el organismo.

Fuente: Trucos de belleza